10 septiembre 2009

* DE PLEBEYA A DUQUESA



Doña Cayetana





Genio y Figura, señora duquesa de Alba, ¡cuanta polvareda levantan sus amores con el señor Alfonso!.
Doña Cayetana, incluso cuando usted paseaba en vehiculo sin chofer por las Italias, usted con ilusiones renovadas, y otras y otros, sin tener un pellizco de amores que llevarse a la boca, ¡o alguien que les pellizque el corazón! y claro doña Cayetana por eso pasa lo que pasa. El patrimonio nacional es la envidia, y por ello algunos, se convierten en sabuesos buscando un hueso donde roer, que guapa estaba usted con su traje malva y su romeo a la espalda, ¡a mi me alegro enormemente verla aunque pachuca feliz y más alegre! cuando como Lázaro resucito y se puso en pie, para disgusto de algunos que ya olían a crisantemo.
¡Larga vida doña Cayetana le deseo!, como en la antigua roma espero que este siglo veintiuno sea el definitivo en que las mujeres rompamos realmente ese techo de cristal que nos pone limites y quién mejor , doña Cayetana , que nosotras, las mujeres de entre-siglos, para abrir puertas que somos las que sabemos de límites y obstáculos, espero que la sociedad y algunos retrógrados se actualicen y modernicen y cuando una mujer mayor que un hombre tenga una relación sentimental aunque no otorguen, ¡que respeten!, por que Doña Cayetana, arrieros somos y en el camino andamos y no se puede decir: “¡de esta agua no beberé”! mejor que digamos como la oveja: “veré veré veré….,” cuantas mujeres treinteañeras estarían saltando sobre una pierna si tuvieran un admirador que las llamara “Coralina” y se interesada por si han ido a ponerse las lentillas o revisarse la vista, que alguien te diga: ¿como estas cariño? y eso de te mirare a los ojos ………” que fotos playeras de tirada nacional, un Alfonso vigilando su escote , ello se quiera o no, admirada Cayetana carga pilas, y la mujer que diga lo contrario ¡miente!, ¡miente!, ¡miente! y esos pusilánimes que dicen a mi madre no se lo permitiría me pregunto yo: ¿“quienes son”? , tan solo seres odiosos que opinan gratuitamente sin que nadie les pregunte y cortan el bacalao que no les pertenece, a mi madre quisiera yo ver , Doña Cayetana, como a usted, y no me extrañaría por que es más jovial que muchas de veinte, pero no por ello tiene la razón perdida, ella siempre me dice: ¡“ no me siento envejecer hasta que no me miro al espejo”! por dentro dice: ¡”no siento que ha pasado el tiempo”!, a lo que yo le digo siempre: ¡“ Lo tienes fácil mamá, no te mires al espejo”!, pues eso no se me pasaría por la cabeza, andar recriminándola con consejos estúpidos y diciéndole como tiene que vivir el tiempo de su vida otoñal, que sea usted muy feliz, Duquesa, que para ello la asiste la razón de sus abriles es usted campechana, cercana y seguro que libre en este siglo veintiuno para hacer de su capa un sayo y en su caso como mujer moderna que sigue siendo un biquini. Doña Cayetana, es usted una ciudadana con títulos y méritos de sus antepasados, que es que “ellos” sirven para cortarle libertades, no dicen que frente a la reina de Inglaterra sería está la que en saludo protocolario tendría que inclinarse ante usted, pues pásese usted las venias y los versus por sus pulseras hippies y cásese si es su apetencia y deseo, que hoy doña Cayetana son iguales los reales en actualidad de separaciones y divorcios que los Alcázares.

¿Que es qué por interés, ¡presuntamente digo!, las semillas de su vientre la pondrían en la torre? al uso de Enrique VIII; Doña Cayetana haga usted insisto de su capa un sayo, y si lo tiene a bien un top-less y abaníquese usted los pies, con ese mal intencionado grupo impositivo y no les autorice usted a que secuestren sus primaveras, sus amores y sus intenciones.

1 comentario:

raypocho dijo...

Trini,yo tambien admiro la frescura y las ganas de vivir de doña Cayetana.Se niega a retirarse (eso nunca).Le gusta la calle,la playa (la imagino escogiendo el bikini de su fondo de armario),las fiestas (ya menos),en fin,vivir la vida.Pero esta "relacion" con este señor Alfonso no la vemos clara del todo.Ella esta enamorada,solo hay que verla,rebelandose contra su familia con la energia de un adolescente.El señor en cuestion no esta enamorada para nada de ella.Dice Ibe que es un jeta,un caradura,un oportunista.Y ademas añade que la duquesa chochea.De cualquier manera que viva el AMOR.un besazo,ibe y jorge